El Señor Dudas

Siempre he envidiado a aquellas personas seguras de si mismas, que tienen un objetivo claro en la cabeza y van, sin vacilación alguna, directos en la dirección que ha de llevarles a conseguirlo. Bueno, por lo menos, desde fuera, es eso lo que parece o lo que a mi me gusta creer. Pero, sea como sea, y aunque es perfectamente lógico pensar que como seres humanos que son también han de tener sus dudas, todo parece indicar que tienen una confianza en sí mismos que les ayuda a caminar sobre un terreno mucho más firme y seco de lo que algunos otros transitamos. En fin, ya habréis intuido, por aquello de lo de la envidia, que yo no pertenezco a este grupo.

La clave de la cuestión no reside estrictamente en el hecho de tener o no un objetivo claro y definido, porque eso realmente no es lo difícil (yo, sin ir más lejos, desde muy joven tuve clara mi vocación por la música y en concreto por la canción). El tema está en la capacidad de uno para mantenerse firme en sus convicciones durante el trayecto, y es ahí donde empiezan los problemas; es ahí donde el señor dudas que algunos llevamos dentro nos lo pone si cabe más difícil. A todo esto creo que también es justo añadir que si el tal objetivo está directamente relacionado con el mundo del arte, con todo lo que de intangible comporta, la cosa se pone todavía más complicada. De tal forma uno se levanta una mañana con la convicción de estar caminando en la dirección correcta y seguro de sus pasos para, a la mañana siguiente, volver a hacerlo con un montón de dudas que en a penas 24 horas son capaces de tirar al traste las certezas del día anterior. Y siempre, por desgracia, en este proceso tiene un papel tan negativamente influyente el paso del tiempo entroncado en un sistema social con el que uno no se siente identificado, pero del que resulta también difícil no participar

Por otro lado, de sabios es aceptarse uno a si mismo tal y como es, y por mi parte ya hace algún tiempo que noto cómo voy aprendiendo a convivir con mis vaivenes anímicos, prestándoles cada vez menos atención. Suerte, en cualquier caso, que en días como hoy, en los que la vida, Dios o el misterio me regalan un pequeño estado de gracia, y en los que me siento esencialmente feliz cantando mis canciones en el parque; en los que siempre alguien se para a compartir y agradecerme ese momento, haciéndome con ello sentir útil y necesario; en los que, incluso, y a pesar de estar interpretando por enésima vez aquella canción, el bello de los brazos se me eriza, el estómago se me anuda y los ojos se me humedecen sin quererlo; suerte, como digo, que en días como estos, uno vuelve a recargarse de sus ilusiones y a creer con firmeza en lo que persigue, porque estas ilusiones renovadas son el estimulo que durante otro pequeño periodo de tiempo nos ayudan a avanzar, hasta que vuelva a despertar de su letargo aquel antipático y sombrío señor, el señor dudas.

1 Comment

  1. Hola diego que tal, me encanta que compartas con la gente tus pensamientos y experiencias, en cuanto al denominado sr, dudas, creo que esta en todos nosotros, somos seres duales, aunque hay momentos como tu decis, que parece que lo ves todo muy claro y nada te hara echar atras y de repente algo paso por tu mente o por tu vida y lo cambia todo, Creo que el transcurrir de la vida no es permanente, asi como la tierra va cambiando, el clima y mas cosas, el cambio es constante, solo debemos adaptarnos y estar atentos, De todos modos, cuando hablas de las personas que aparentemente lo tienen todo muy claro, lo importante es que sigas el camino de tu corazon, no hay mejor guia, para mi el vivir es llegar a conocerme casi dia mas a mi misma para saber quien soy y asi brindarme cada vez mas a los demas.Quiero decirte que me alegro mucho de conocerte, recuerdo que solo con verte ya me inspirabas ternura, hay una luz muy grande en ti, lo veo, como dice galeano, algunos luz tenue que a penas se ve y otros brillan tanto que encandilan a los demas y yo creo que tu estas en el segundo grupo, me gusta cuando hablas de la vida con esa sencillez y sensibilidad, lo denotan tus canciones, gracias, un abrazo uruguayo, ana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.